Contaminación lumínica

Por Miguel Manzano
En Ciencia
19 de Enero de 2006
0 Comentarios
925 Visitas

Paco Fernandez, del grupo CELFOSC, a favor de cielos liempos de contaminación lumínica, me envió un email anunciándome que es posible afiliarse a CELFOSC desde su web:

Buenos días:

Me dirijo a ti para anunciarte formalmente que, desde hace algún tiempo, CELFOSC (www.celfosc.org) es, a todos los efectos, una asociación legal sin ánimo de lucro. Al mismo tiempo, hemos adaptado nuestra Web para que la gestión administrativa se pueda hacer por vía telemática. Después de algunas dificultades, hemos introducido un nuevo apartado desde el cual se puede realizar la inscripción de socios. A partir de ahora mismo, los que deseen colaborar y realizar acciones efectivas contra la C. L. pueden inscribirse.

Cel Fosc nació hace unos diez años como un humilde colectivo de personas aficionadas a la astronomía y preocupadas por el creciente deterioro del cielo nocturno. Desde entonces hemos impulsado debates e iniciativas que han dado buenos resultados: tres leyes autonómicas, dos en fase de estudio, y el proyecto de impulsar una futura ley-marco para todo el Estado, además de varias ordenanzas municipales y una declaración de reconocimiento del valor cultural del cielo nocturno y de la necesidad de preservarlo para la ciencia y las generaciones venideras.

Lamentablemente, estos últimos años, con el desarrollo urbanístico e industrial, ha aumentado la C. L. y el deterioro del medio nocturno, pero también ha aumentado la conciencia social y política acerca de la C. L.. Y lo hemos conseguido con esfuerzo y tenacidad, a base de divulgar el problema y exponerlo con claridad, denunciando al mismo tiempo el derroche energético y el uso irracional del alumbrado exterior. Por una parte, hemos conseguido convencer a muchos técnicos y políticos, y les hemos indicado soluciones. Ha habido también algunos fracasos y hemos cometido errores. El balance final, sin embargo, es positivo, pero queda mucho por hacer: lo primero para nosotros ahora es conseguir leyes que sean operativas contra la C. L. y luego ejercer la vigilancia y el control sobre su cumplimiento. También ofrecemos nuestro apoyo para solucionar los casos que nuestros socios nos quieran plantear. Por todo ello Cel Fosc debe crecer, no sólo en número de socios, sino también en número de “activistas”.

Tenemos una importante tarea: conseguir que las autonomías que aún no lo han hecho legislen contra la contaminación lumínica. Para conseguirlo, será fundamental que se apruebe en esta legislatura una ley marco estatal. También hay que velar por el cumplimiento de las normativas ya existentes, lo cual exige impulsar el control y animar a la formulación de denuncias. Hay que empezar comprometer a los colectivos profesionales y de aficionados a la Astronomía, que pueden ser los mejores guardianes del medio nocturno. Todo eso puede realizarse con éxito si Cel Fosc consigue ser un referente reconocido, con una representatividad incuestionable. Necesitamos una amplia base de socios que apoyen nuestros objetivos. Os invitamos a que os afiliéis y para que ayudéis en el proceso de captación de socios.

Saludos.

Share

Suscríbete a nuestro boletín mensual
Recibe cada mes los últimos artículos de Un cacho de ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *