Manu Arregi – La física en la enseñanza

Por Miguel Manzano
En Cascaruja
18 de junio de 2007
1 Comentario
2004 Visitas

Manu nos envía un mail con el siguiente texto “Aquí un físico ¿Qué desea?” en respuesta a nuestra petición. Realmente esta frase corta habla de una persona muy curiosa. No suele haber en el mundo gente tan vivaz pero Manu es una de esas personas que intentan que sus clases sean divertidas. Nos gustaría saber que opinan sus chicos pero en la foto que vemos más abajo creo que se les ve contentos (Manu es el que está abajo a la izquierda)… uno siempre intenta dar lo que ha recibido y muchas veces lo que no ha recibido. Sin más rollo os dejo con el testimonio de Manu sobre su tiempo en la universidad y sobre como la física le ha abierto la puerta hacía un mundo cambiante, el de la enseñanza:

Manu Arregi con sus chicos el día del Tránsito de Venus

Estudié físicas en la Universidad del País Vasco. ¿Por qué físicas?. Aunque suene pedante, por saber como funciona el mundo.

Cuando estudiaba BUP leía muchos libros de física y astronomía. Eran fantásticos aquellos que saco por aquella época (finales de los 80) Salvat.

Luego fui a la universidad y allí me encontré con la cruda realidad. Mi único oficio desde que acabe los estudios en 1993 ha sido profesor de física, mates y astronomía (asignatura optativa aquí) y siempre cuento lo mismo a mis estudiantes cuando les hablo de la universidad (la que yo conocí): que estaba tan ocupado aprobando exámenes que no aprendí nada. Suena duro, pero es cierto. Y no era mal estudiante. Brillante no, pero saque la carrera en 5 años sin apenas suspensos.

Representativo de lo patética que fue la carrera es la física cuántica que padecí en tercero. Aquello fueron una serie de clases soporíferas de pelearse con la matemática cuántica sin que el tío soltara una sola palabra sobre la interpretación de todo aquello. Penoso.

Como te he dicho antes, soy profesor en bachillerato.¿Que me ha aportado la física? Pues francamente, la carrera, únicamente la posibilidad de ser actualmente profesor. Disfruto siéndolo y me siento muy a gusto entre los chavales de 16-17-18 años.

A los estudiantes que se interesan por la carrera, les digo que es una carrera vocacional. Les cuento como fue para mí pero también que, de poder volver atrás, volvería a escogerla, porque la física es lo que me gusta.

La carrera me podía haber aportado muchísimo más si hubiera estado planteada de otra manera y/o si hubiese tenido mejores profesores (salvo de la quema al profesor de mecánica de segundo, el mejor que he tenido nunca junto con el de historia de primero de BUP). Pero me ha dado la posibilidad de hacer lo que mas me gusta: enseñar física, matemáticas y astronomía. De otra manera a la que recibí, con muchos experimentos caseros y chascarrillos con los que intento amenizar las clases. Diseccionamos el ojo de una vaca (en clase de física, si) para ver que realmente hay dentro lo que cuenta el libro, colgamos una plomada del techo para comprobar que el periodo del péndulo es siempre el mismo para una longitud dada (y aprovechamos para calcular g), vemos que realmente existen las líneas del espectro, fabricándonos espectroscopios con Cds y cajas de cerillas…

Se despide Manu desde Gipuzkoa agradeciendo la existencia de esta web y de otras como esta de donde recoge experiencias y materiales que aprovecha para sus clases.

Muchísimas gracias por tu testimonio Manu.

Share

Suscríbete a nuestro boletín mensual
Recibe cada mes los últimos artículos de Un cacho de ciencia

Un Comentario a “Manu Arregi – La física en la enseñanza”

  1. […] como Remo, Sergio L. Palacios, Manu Arregi, Cayetano Gutiérrez, Gallir, Alvy nos han mostrado su apoyo desde los comienzos de este proyecto. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *