Isaac Newton

Por Miguel Manzano
En Ciencia
1 de Septiembre de 2008
3 Comentarios
4995 Visitas

Nombre y Apellidos: Isaac Newton.

Lugar y fecha de nacimiento: Día de Navidad de 1642 en la pequeña aldea de Woolsthorpe, en Lincolnshire.

Newton murió en 1727 y fue sepultado en la abadía de Westminster. Nos trasladamos hasta allí para recoger una entrevista que se le hizo antes de morir en 1727 donde analiza toda su vida. El abad Louis nos recibe para conducirnos a una habitación donde desenpolva unos papeles. En silencio durante muchos años esta entrevista se ofrece en exclusiva en este espacio de la red de redes. Espero que disfrutéis de ella.

¿Cómo fue tu infancia?

– Fui un niño tranquilo. Tal era mi curiosidad que construí un taller en mi casa donde arreglaba aparatos mecánicos. En mis ratos libres estudiaba copiosamente los libros de matemáticas que caían en mis manos por la acción de la gravedad.

¿Como llegaste a la universidad?

– Mi tio permitió que estuviera en el Trinity College, en la Universidad de Cambridge allá por el año 1661.

¿Qué hacías allí?

– Me dio por estudiar un poco de matemáticas para aplicarlas a la astrología. Aún no tenía muy claro que aquello fuera una mentira. Aún dedicándome a este estudio tan esotérico mis profesores decían siempre que era un alumno excelente y muy aplicado. En mi tiempo en la universidad también hice descubrimientos en la maravillosa matemática, en la óptica, y en mecánica.

¿Que descubrimientos hizo en esas materias?

– En matemáticas descubrí el teorema del binomio y algunos elementos de calculo diferencial. En óptica describí un poco como funciona el color aunque creo que todavía quedaba mucho por descubrir y así lo escribí en algún que otro libro.

Háblanos de como describiste la teoría de la gravedad.

– Comencé a pensar en la gravedad que se extendía a la órbita de la luna y… a partir de la regla de Kepler (tercera ley) deduje que las fuerzas que mantienen los planetas en sus órbitas deben estar en razón inversa a los cuadrados de sus distancias al centro alrededor del cual giran; y de este modo comparé la fuerza necesaria para mantener la Luna en su órbita con la fuerza de la gravedad en la superficie de la Tierra y encontré para ella un resultado suficientemente preciso. Todo esto fue en los dos años de peste de 1665 y 1666, pues en aquellos días estaba en la edad ideal para la invención y discurría acerca de las matemáticas y filosofía mejor que en cualquier tiempo después.

¿Que hizo durante 1665 y 1666?

– Dejé Cambridge para estudiar solo en mi casa natal de Woolsthorpe. En mi acogedora casa desarrolle las ideas de las dos primeras leyes de movimiento y de la formula para la aceleración centrípeta.

Esas ideas salieron a la luz mucho después. ¿Porqué?

– Bueno..sí, se me adelanto Huygens. Yo necesitaba desarrollar las ideas. El trabajo de elaboración de los “Principia” fue duro pero cada día que pasa me encuentro más orgulloso del resultado. Deje más que planteada la mecánica desde un punto de vista global, uniendo por primera vez lo que pasa en el cielo y lo que pasa en la tierra. Fue un trabajo de síntesis increíble. Aún hoy estoy sorprendido.

Se cuenta que la inspiración para la teoría de la gravedad le vino cuando le cayo una manzana en la cabeza. ¿Es cierto?

– Jejeje…seguro que se lo ha contado mi amigo Stukely. Bueno..jeje..estando un día tomando té con él en un jardín bajo unos manzanos le dije que fue justamente en la misma situación cuando por vez primera se me ocurrió el concepto de gravitación. Estaba pensando en todas estas cosas cuando me cayo una manzana y bueno…el resto ya es historia.

¿Volvió a Cambridge?

– Sí. Una vez pasados esos dos años de peste volví a la universidad. Presente mis trabajos y esto me acarreo una fama inusual. Llegue a suceder en el cargo a mi maestro como profesor de matemáticas. Fue un tiempo de mucho trasiego, conferencias por doquier y publicación de numerosos artículos en la Royal Society sobretodo de óptica.

¿Que pasó en 1672?

– Publiqué mi “Teoría acerca de la luz y los colores”. Esto provoco muchas controversias con mis rivales. Debido a mi timidez decidí no publicar más trabajos. Imagino que será a eso a lo que se refiere.

Sí. Se dice que también que entró en una depresión. ¿Es cierto?

– Sí, pero no fue en aquella época. Cuando deje de publicar trabajos me dedique a mi trabajo, a completar mi teoría de acerca de la mecánica celeste y a estudiar el movimiento de los planetas como problema físico, dejando la astrología a un lado.

¿Háblanos de los principia?

– En 1684 mi amigo Edmond Halley me pidió consejo acerca de la fuerza que debe actuar sobre un cuerpo para que éste se mueva en una órbita elíptica de acuerdo con las leyes de Kepler. Yo le comente que ya tenía desde hacía tiempo la solución para este problema pero no quería publicarlo. Edmond me convenció para que presentara mis resultados y así lo hice. Después de dos años de un trabajo inimaginable mande los “Principia” a imprimir. En 1687 se dijo de mi que era una de los mayores pensadores de la historia.

¿Que paso después de publicar los principia?

– A los pocos años entre en tristeza y aunque me recupere ya no fui el mismo nunca más. Me dedique en estos años al calor y a la óptica. Aunque también estudie teología.

¿Le dieron muchos premios?

– Buenoo..sí. Me nombraron, en 1699, Guardián de la casa de la Moneda. Dicen que fue por mis conocimientos en química de metales. Al poco tiempo me proclamaron jefe de la casa de la moneda. Ayude en la reorganización de la circulación monetaria del país y en 1689 y 1701 representé a mi Universidad en el Parlamento. Fui nombrado caballero en 1705. Desde 1703 hasta hoy soy presidente de la Royal Society.

Muchas gracias por el rato que nos ha prestado. Ha sido encantador.

– De nada, ha sido un placer.

Lentamente abandonamos la casa donde Newton nos ha recibido.

Esto es todo lo que se encontró en la abadía.

Bertrand Russell decía de él: “Si Newton hubiese encontrado el tipo de oposición que soportó Galileo, es probable que nunca hubiera escrito una sola línea”.

Basado en:

“Introducción a los conceptos y teorías de las ciencias físicas” 2º Edición. Gerald Holton. Editorial Reverté. 1993.

Share

Suscríbete a nuestro boletín mensual
Recibe cada mes los últimos artículos de Un cacho de ciencia

3 Comentarios a “Isaac Newton”

  1. feliman dice:

    muy bueno el texto, ¿qué tal todo Miquel? Hace bastante que no se de ti.

  2. Hola Feliman, gracias por la felicitación. El texto es parte de la desarticulación del wiki de fisimur. Yo ahora mismo estoy trabajando para una empresa en el departamento de informática y poco más… Y tu, ¿como estás? o mejor dicho, ¿donde estás?

  3. no7 dice:

    esta muy bien

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *