Bolsa flotante

Por Miguel Manzano
En Experimentos
11 de Marzo de 2011
1 Comentario
1274 Visitas

Cuando vemos la imagen de un globo aerostático nos impresiona esa bolsa tan grande de aire levantando a tres o cuatro personas. ¿Como es capaz algo tan grande de subir?

El aire caliente y su diferencia de densidad respecto al aire frío tienen la culpa. Si nos fijamos en verano, cuando abrimos el frigorífico con las chanclas puestas notamos el aire frío cayendo a nuestros pies. Sin embargo, cuando calentamos un vaso de leche podemos ver como el aire que está en contacto con la leche se calienta y sube. El aire caliente es menos denso que el frío.

Sí pintáramos de rojo el aire caliente y lo vertiéramos sobre un cubo transparente hasta la mitad para después verter aire frío pintado de rojo sobre el caliente veríamos como el caliente sube para quedarse sobre el frío.

El globo aerostático lleva dentro aire mucho más caliente que el aire que le rodea y esto lo hace subir.

Aquí acaba otro viernes científico. Muchas gracias por vuestra atención.

Share

Suscríbete a nuestro boletín mensual
Recibe cada mes los últimos artículos de Un cacho de ciencia

Un Comentario a “Bolsa flotante”

  1. Paco dice:

    Hay que tener cuidado con estas cosas, pero si alguien os ayuda podréis conseguir un precioso globo, no lo intentéis con plástico a no ser que sea de la medida justa.

    Aquí pongo un bonito enlace de decenas de farolillos en taiwan este año pasado, al lado del video aparecerán otros también muy bonitos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *