El pegamento invisible

Por Miguel Manzano
En Experimentos
24 de Febrero de 2014
0 Comentarios
1622 Visitas

OBJETIVOS DEL EXPERIMENTO

Comprobar la posibilidad de dotar de carga a un objeto aislante neutro, y la existencia de fuerzas electromagnéticas dipolares.

PALABRAS CLAVE

– Dipolo
– Carga
– Aislante

MATERIAL

– Globos pequeños (de agua)
– Un paño o ropa de lana

TIEMPO NECESARIO

Preparar: 3 Minutos
Realizar: 2 Minutos
Recoger: 1 Minutos

DESCRIPCIÓN Y DIBUJO DEL EXPERIMENTO

Frotando un globo en tela de lana, en una región del mismo, durante un intervalo corto de tiempo, al acercarlo a una pared, éste queda “pegado” y no cae. Este fenómeno se conoce desde el siglo VI, se trata de una manifestación de la energía electrostática. Cuando frotamos el globo recoge electrones de la lana, quedando con una carga negativa (electrones de sobra). La pared es neutra, es decir, tiene compensada su carga. Al acercar el globo cargado negativamente, las cargas positivas de la pared se acercan a él, atraídas por las negativas, formándose dipolos. Las cargas positivas no pueden salir de la pared, ya que están fuertemente atraídas por las negativas de la pared, pero se induce una fuerza eléctrica entre el globo y la pared suficiente para aguantar el peso del mismo y evitar que caiga.

La duración de esa posición depende de algunos factores como la humedad, la superficie de la pared y el frotamiento. Estos factores hacen que los globos permanezcan más tiempo o menos sujetos en la pared.

globos

OBSERVACIONES

Es mejor utilizar globos pequeños que grandes, si son grandes, mejor que sea finos. Se puede comprobar después que mojando los globos no sucede lo mismo, ya que añadimos humedad y las cargas se compensan con la humedad.

REFERENCIAS

Clases de física recreativa y Revista Investigación y Ciencia, Julio, 2009 (Curiosidades de la física).

AVISO

Esta web no se responsabiliza de la mala utilización de los experimentos.

Aportado por Francisco Canovas Picón

Share

Suscríbete a nuestro boletín mensual
Recibe cada mes los últimos artículos de Un cacho de ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *