Viendo las ondas sonoras

Por Miguel Manzano
En Experimentos
28 de Abril de 2014
0 Comentarios
7471 Visitas

OBJETIVOS DEL EXPERIMENTO

Comprobar experimentalmente que las ondas sonoras vocales están producidas por el aire que expulsamos y que vibran.

PALABRAS CLAVE

– Ondas
– Vibración

MATERIAL

– Tijeras
– Un globo
– Cinta adhesiva
– Pegamento
– Un espejo pequeño (1 centímetro de lado)
– Linterna
– Un cilindro grueso de cartón

TIEMPO NECESARIO

Preparar: 10 Minutos
Realizar: 3 Minutos
Recoger: 2 Minutos

DESCRIPCIÓN Y DIBUJO DEL EXPERIMENTO

Cortamos el tubo de cartón recio, de unos 15 centímetros. Cortamos el globo, de manera que al estirarlo pueda ser colocado en un extremo del tubo, fijándolo con cinta adhesiva. De manera que cuando se habla por el tubo, el sonido de la voz hace vibrar el globo. Ahora, para poder ver las vibraciones, utilizamos el espejo diminuto, para eso con pegamento, se fija el espejo al globo, colocando el espejo en el borde, mejor que en el centro.

De manera, que ahora, cuando se habla por el tubo, se hace vibrar el aire que hay dentro, que a su vez hace vibrar al globo, que a su vez hace vibrar al espejito.

Para terminar de ver las vibraciones, lo que se hace es en un lugar donde se pueda atenuar la luz ambiente, iluminando con la linterna el espejo, por un lado, de forma que la luz de la linterna incida en el espejo, y éste refleje en la pared, al hablar por el tubo veremos las vibraciones de la voz en la pared.

Esto nos lleva a la conclusión de que el sonido son vibraciones que viajan por el aire… y también por la madera, el agua,… o por un cordel, como los típicos “teléfonos” con dos latas de metal vacía y un cordel.

ondassonoras01

OBSERVACIONES

El pegamento para el espejo es mejor utilizar un pegamento transparente universal.

REFERENCIAS

El Mundo de Beakman. (“Experimento de ondas sonoras”, Youtube).

AVISO

Esta web no se responsabiliza de la mala utilización de los experimentos.

Aportado por Francisco Cánovas Picón

Share

Suscríbete a nuestro boletín mensual
Recibe cada mes los últimos artículos de Un cacho de ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *